divendres, 2 d’agost de 2013

Epílogo

Suave manejo,
ejecución impecable.
Con elegantes puñetazos
y delicadas puñaladas,
fuiste haciendo muy pequeños
los trozos que me quedaban.

Y ahora ya no tiene arreglo
aunque queda la nostalgia.
Agridulce es el recuerdo,
pero ya no duele el alma.
Este puzzle es imposible
con las piezas destrozadas.

Ven aquí y dame la mano,
jugaremos a inventar
abril en pleno verano
por un rato nada más.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada