dissabte, 15 de juny de 2013

Vacío

Sólo un paso más,
tragándome el vértigo.
Me asomo y veo la nada.

Me atreveré, saltar...
con los ojos cerrados.
Demonio de la perversidad.

Cuando ya no hay qué perder
y no ves nada a ganar...
¿Qué más da blanco que negro?

Mis pedacitos dispersos.
Recuerdo el último abrazo,
no olvido el primer beso.

Todo no ha sido bastante.
O demasiado. Será eso.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada